En el artículo de hoy, te queremos hablar un poquito sobre la maravillosa visita que realizamos el otro día a la Bodega Vivanco. Nos lo pasamos estupendamente, hablamos mucho y aprendimos más. Y, por suerte, disfrutamos del maravilloso sabor de sus deliciosos vinos.

Bodega Vivanco

Se trata de un negocio familiar que lleva funcionando durante cuatro generaciones. Comenzó hace más de 100 años, cuando su bisabuelo, Pedro Vivanco González, se decidió a elaborar en Alberite (La Rioja) las uvas procedentes de un pequeño viñedo familiar. En aquellos tiempos nada era fácil ya que no se contaba con los recursos técnicos de hoy en día, por lo que la elaboración y la venta se hacían complicados. Sin embargo, la ilusión con la que trabajó día a día consiguió sacar adelante este gran proyecto.

Esta herencia laboral la cogió Santiago (su hijo). Fue un hombre tremendamente trabajador, sin embargo, todo funcionó gracias al espíritu, capacidad de decisión y autodeterminación de su esposa Felisa Paracuellos que animó a todos a prosperar en este negocio y animó a Pedro, su hijo, a estudiar. De este modo, poco a poco, se fue alimentando la llama de la Cultura del Vino en esta pequeña familia.

Pedro fue, desde siempre, un hombre humilde, cercano y conciliador que comenzó con 14 años repartiendo vino con una bicicleta por todo Logroño. Cuando las cosas mejoraron y la tecnología lo permitió, dejó la bicicleta y se subió a un camión, recorriendo ahora toda La Rioja y sus provincias limítrofes. Dejando de lado un poco el negocio familiar, se aventuró a estudiar enología en Requena. Fue desde entonces que el negocio comenzó a crecer, se compraron algunas viñas, se comenzó a embotellar, a crear barricas, etc.

Así fue como nació, en 2004, Vivanco, un lugar donde el vino y su cultura están al servicio de todo.

Gracias, Santiago y Rafael, por vuestra maravillosa visita, por mostrarnos y compartir, al menos por un ratito, vuestra pasión por el trabajo bien hecho y por acogernos como parte de vuestra maravillosa familia. ¡Fue un auténtico placer!