Sabemos que os gusta el cocido y ahora que llega el frío…entra mejor que nunca para templarnos el cuerpo. Por eso, hoy te queremos un poco sobre la historia de este plato tan nuestro. No olvides, que, si eres uno de los amantes de éste delicioso plato, puedes pasarte por nuestro restaurante para disfrutar de él o puedes encargarlo en nuestra lonja y disfrutarlo donde más te guste. Sobre todo, ahora que se acercan las Navidades, no te tires todo el día en la cocina… ¡nosotros nos encargamos!

Cronología del cocido

Se dice que el primer cocido tiene origen en la prehistoria: “Una que el hombre logró dominar el fuego y fabricar vasijas de cerámica o metal, lo primero que hizo fue llenar de agua esa olla y ponerla al fuego con el fin de ablandar y hacer comestibles algunos trozos de carne, bellotas, raíces e incluso hojas. Ese fue el primer cocido, aunque desde luego no llevaría garbanzos”.

Sin embargo, podemos seguir hablando de los procesos que ha ido sufriendo este maravilloso manjar a lo largo de la historia. Por ejemplo, fue en los siglos X a V a.C. cuando los judíos traen la adafina, precursor del cocido. Sin embargo, no fue hasta el siglo VI cuando se el empieza a echar cerdo al cocido, haciendo cambiar su sabor por completo.

En el siglo XVI llega el pimentón de América, por lo que se empiezan a elaborara chorizos que se utilizarán después en el propio cocido, haciendo cambiar a este plato no sólo de sabor sino también de color. La patata fue incorporada en el siglo XIX. Sin embargo, no fue hasta el siglo XX cuando la hostelería de nivel llega a España y se establece el cocido como menú completo.

Si después de leer esto te ha entrado hambre, lo único que tienes que hacer es llamar y reservar tu mesa, ¡nosotros nos encargamos del resto!