Llega el calorcito, y con él las terrazas y el buen comer. Por eso, no solo te queremos invitar a nuestro restaurante para que disfrutes de nuestros sabores gallegos, sino también de nuestra terraza al aire libre. Pero… ¿y qué pedir de comer? Hoy te traemos algunos consejos sobre productos del mar que están especialmente ricos en esta época del año.

Marisco en primavera

Percebe: Se trata de uno de los mariscos con más sabor. Es un crustáceo bajo en grasa y rico en vitamina B12.

Camarón: también lo podéis encontrar en algunos lugares bajo el nombre de “quisquilla”. Es uno de los crustáceos que puedes disfrutar durante todo el año, sin embargo, su exquisita carne sabe mejor en una terracita junto con una bebida bien fría.

Cigala: Tiene un sabor intenso. Su carne es suave y contiene altos niveles de proteínas, carbohidratos y minerales. Se pueden cocinar de muchas maneras, por lo que seguro que encuentras algún plato que te sorprenda.

Ostras: si quieres percibir tanto el sabor como el aroma a mar, lo mejor es que las consumas al natural. Se trata de un alimento con numerosos beneficios, ya que tiene un alto nivel de elastina para dar mayor resistencia a la piel y la tirosina, que mejora las interacciones cerebrales. Su bajo nivel en calorías, su efecto saciante y su gran sabor a mar, hacen que sea uno de los mariscos más consumidos en la temporada de calor.

Centollo gallego: no podíamos terminar este artículo del blog sin hablar de uno de nuestros platos estrella. Su carne prieta y blanca goza de un sabor a más más intenso que el que podemos encontrar en la centolla gallega, con un sabor más suave. Para diferenciar al macho y la hembra, hay que prestar atención a su principal rasgo diferenciador que es la barriga. En el macho la podemos encontrar aplanada, mientras que la barriga de la hembra es redondeada.