Hoy te queremos hablar del pez virrey, también conocido como “alfonsino”, “cachucho” o “dorada hembra”. Se trata de un tipo de pesado semigraso que vive en agua salada y que pertenece a la familia de los berícidos. Se le puede encontrar entre los 200 y 400 metros de profundidad, donde escasea la luz, tanto en el Atlántico como en el Pacífico.

Su peso varía entren los 500 gramos y los 2 kilos, mientras que sus dimensiones van desde los 25 a los 50cm de longitud.

Se trata de peces muy gregarios que suelen vivir en los arrecifes de corales en las profundidades. Tienen un crecimiento muy rápido durante su primer año de vida, pero luego se ralentiza mucho. Su alimentación está basada principalmente en peces, crustáceos y cefalópodos.

Curiosidades

En 1948, el francés Edouard Le Danois sorprendió al mundo con su libro “Las profundidades del mar”, donde se detallaba la existencia de una montaña submarina a 60 kilómetros de la costa asturiana con unas dimensiones muy parecidas a los Picos de Europa. El escritor había descubierto el banco unos 10 años antes, en una expedición científica, bautizándola con su propio nombre. La montaña submarina, de unos 4.500 metros de altura, era nueva para la ciencia, pero no para los pescadores experimentados del Cantábrico que, a principios del siglo XX, ya la conocían como “El Cachucho”, nombre que en la zona se da a la palometa roja, según explica el científico del Instituto Español de Oceanografía de Santander Francisco Sánchez.

No fue hasta casi un siglo después, cuando “El Cachucho” o “Banco Le Danois” fue nombrado el primer parque submarino protegido de España.

En tu plato

Ahora que ya conoces toda esta información sobre el pez virrey, debemos decirte que tiene un sabor amariscado, y su carne es muy blanca, finísima y de textura turgente, parecida a la que tienen los peces de roca.

Si te has quedad con las ganas de probarlo, solo tienes que llamar a nuestro restaurante y reservar alguna de nuestras mesas. ¡Te encantará su sabor!