Sabemos que te gusta el marisco, y si se trata del que sale de nuestras cocinas… ¡mejor que mejor! Sin embargo, no sólo nos preocupa que disfrutes de nuestros platos gallegos, también queremos ofrecerte toda la información posible para que, cada vez que te lleves un bocado a la boca, disfrutes al máximo.

Por eso, hoy te queremos contar de dónde viene el nombre de ésta deliciosa receta: bogavante a la americana.

Historia de la receta y su nombre

Corría el año 1793 cuando entraron en París lo marselleses, dirigidos por Barbaroux: “harapientos, morenos, con aspecto de bajeza y de crimen” como los describe Chateabriand. Fueron ellos los que introdujeron en la cultura parisina su extraña comida sureña, “un espartano condumio: cebollas y tomates”. Fue así como la cocina provenzal se introdujo en toda Francia.

El famoso cocinero Jules Gouffé preparaba las langostas con esta salsa y bautizó la receta como “Provenzal”, pero en 1853, Bonnefov le añadió un poco de Cognac, cambiando entonces su nombre por el de “Homard Bonnefov”. Así, poco a poco, este plato se fue haciendo famoso entre los gourmets parisinos.

Fue entonces cuando Pierre Fraisse abrió su restaurante a la americana (se trataba de una moda del Segundo Imperio), y llamó “Pete´s” a su comedor. Al americanizarlo todo, este plato pasó de llamarse “Homard Bonnefov” a llamarse “Homard a la Americanie”. Fue con este nombre con el que triunfó definitivamente en todo el mundo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Si te gusta saber el origen de nuestros platos no te olvides de escribirnos un comentario para que sigamos escribiendo en esta línea. Y, tampoco dejes de reservar una de las mesas de nuestro restaurante para disfrutar de nuestro delicioso bogavante a la americana (o como tú quieras llamarlo). ¡Te esperamos!