La nécora es una especie de crustáceo decápodo, englobado dentro de los llamados “cangrejos nadadores” ya que usa su último par de patas para nadar. Se trata de un cangrejo de tamaño mediano muy apreciado en la gastronomía y, como no podía ser de otro modo, nosotros te lo ofrecemos en nuestro restaurante, de mano de nuestros maravillosos cocineros.

La nécora tiene una coraza en forma de hexágono irregular de color azul, aunque las algas en su cuerpo (mayormente en las pinzas) le confieren un tono pardo. Tiene, además, unas protuberancias rojas y dos ojos prominentes rojos o negros. Posee cinco pares de patas, las primeras transformadas en pinzas.

Se trata de un animal bastante veloz, generalmente con vida nocturna. Vive cerca de la costa, entre las rocas a poca profundidad, donde se alimenta de algas y peces muertos y su mayor depredador es el pulpo. Su tamaño aproximado es de 8cm.

En Galicia, la veda de la captura coincide con los primeros seis meses del año, sin embargo, no es hasta septiembre que se recomienda su consumo. Es por ello que apenas son 4 meses (de septiembre a diciembre) que puedes disfrutar de su sabor.

Curiosidades

Una de las grandes curiosidades de este animal es que las hembras pueden poner en una sola puesta hasta 200.000 huevos. Su crecimiento es muy lento, alcanzando la madurez sexual a los 5 ó 6 años.

A la hora de su compra para consumo no nos debemos fijar en su tamaño sino en su frescor y la sensación de peso y carne prieta dentro de su caparazón. Para comprobarlo, se deben agitar levemente para evidenciar que están rellenas de carne y no de agua.

Por último, debemos mencionar que se trata de un alimento bajo en grasas, pero con alto contenido en ácido úrico, por lo que no es recomendable en personas que sufren gota.