¿Qué es el caviar?

El caviar son huevas de esturión, un pez marino que remonta los ríos para desovar.

Hay varios tipos de caviar, según de los huevos esturiones: ossetra, sterlet, sevruga… aunque el más conocido es el de Beluga, un esturión de tamaño generoso que habita en los mares Negro y Caspio. Al ser la especie más grande, sus huevos también lo son, de hí que sean tan demandados.

Beneficios

Se dice que el caviar estimula el apetito y también que es afrodisíaco. Sus ácidos grasos Omega-3 sirven para tratar la bipolaridad y la depresión.

Además, mejora la circulación, la salud ósea, es antioxidante y una gran fuente de hierro.

El caviar tiene una composición muy variada, aportando multitud de nutrientes a nuestro organismo. Entre ellos destaca la Vitamina E y A, y ácidos grasos Omega-3, que ayuda a prevenir la formación de coágulos en la sangre. Una sola cucharada de caviar contiene más de lo necesario para conseguir mejorar la circulación de nuestro cuerpo.

No debemos olvidar que también es un potente antioxidante debido a los porcentajes de Selenio y Vitamina E que contiene, y su alto contenido en calcio, aliado de nuestros huesos y de las mujeres embarazadas.

Por otro lado, la Vitamina A o niacina, ayuda a prevenir enfermedades oculares, fortalece el sistema inmunitario y favorece el buen estado de la piel y las mucosas.

¿Cómo catarlo?

Los expertos toman una pequeña cantidad de caviar y la colocan entre el dedo índice y el pulgar, para atemperarlo y que libere su aroma. Después lo recogen con la lengua y dejan que se deshaga y se funda.

Por lo general, el caviar se sirve en blinis (tortas finas de harina), en huevos picados, con mariscos y en formato capaccio.

La bebida que le suele acompañar es un champán, un vodka o un vino blanco seco.