Todos sabemos que la verdura es muy buena para nuestro organismo y que tomar frutas, verduras y hortalizas de temporada ayuda a nuestro cuerpo y también al medio ambiente.

Por eso hoy queremos hablarte de las alcachofas y de todo lo bueno que te pueden aportar.

Beneficios de las alcachofas

Además de su delicioso y único sabor, las alcachofas son una hortaliza que aporta muchos minerales y vitaminas como el potasio, el sodio, el calcio y la vitamina A que nos ayuda a frenar el envejecimiento de nuestras células y la piel.

Al ser una hortaliza muy rica en fibra, también ayuda a reducir la glucosa en sangre, al mismo tiempo que te protege contra el estreñimiento y las diarreas. También Alicia la acidez del estómago ya que elimina el dolor, la distensión y otras molestias derivadas. Por último, contribuye a absorber el agua del estómago.

Sus fibras vegetales ayudan mucho a mantenerse saciado y tienen un sabor exquisito, sobre todo si salen de nuestras cocinas.

Posee fitoesteroles que contribuyen a controlar los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre y cuenta también con flavonoides que actúan como una defensa contra las enfermedades cardíacas y favorecen la acción antioxidante.

No hay que olvidar sus propiedades como la diuresis. Es decir, ayuda a eliminar la retención de líquidos y toxinas. Con esta propiedad se pueden prevenir enfermedades como la artritis, enfermedades hepáticas, problemas de circulación, gota e, incluso, ayuda a reducir las grasas.

¿Estás a dieta?

Si vas a hacer dieta para adelgazar, incluye las alcachofas por sus propiedades nutricionales, por su bajo aporte calórico, porque favorecen el tránsito intestinal y por su alto contenido en agua. Como detalle, te podemos decir que la alcachofa solo aporta 44 kilocalorías por cada 100 gramos, por lo que es muy buena para mantener un peso ideal.

Y ahora que sabes todo esto… pásate por nuestro restaurante y disfruta de nuestros deliciosos sabores de la que disfrutas cuidando tu cuerpo. ¡Te esperamos!